Exhibición defensiva de SiMOUne

JAVIER GÓMEZ MATALLANAS

El Atlético de Simeone protagonizó una gran actuación defensiva en el derbi. El Madrid de Zidane también defendió bien, pero expuso más para intentar llevarse los tres puntos del Wanda Metropolitano. Con su clásico 1-4-4-2 (Oblak; Trippier, Savic, Giménez, Lodi; Koke, Saúl, Thomas, Vitolo; João Felix y Diego Costa), el Cholo mandó a su equipo a defenderse donde se encuentra a gusto porque maneja muy bien los principios tácticos defensivos con ayudas permanentes, desdoblamientos defensivos, coberturas y gran control de los centros desde las bandas, con despejes orientados buscando contraataques.

El Atlético le dio el balón al Madrid que no se encuentra cómodo jugando un fútbol combinativo porque es un equipo que le gusta hacer transiciones ofensivas vertiginosas. Ante la buena organización defensiva del Atleti, el recurso del tiro desde fuera del área lo intentó Kroos hasta en tres ocasiones en la primera mitad con alguna parada espectacular de Oblak. El Atleti tiró dos veces por medio de João Félix, pero los tiros del portugués se fueron desviados a la derecha de Courtois.

Ante la ausencia del sancionado Morata llamó la atención que el Cholo dejara fuera de nuevo de la convocatoria a Saponjic en lo que se ve como un claro pulso al club para evidenciar que no tiene delanteros y un mensaje directo para le traigan sí o sí a Rodrigo Moreno en enero. Hay actitudes y actuaciones de Simeone que recuerdan a Mourinho, una es esta de Saponjic y otra es la que montó los últimos cinco minutos del primer tiempo y al pitar el descanso tiempo al cuarto árbitro, al auxiliar y al árbitro chivándose de lo que le había dicho Ramos al auxiliar. Las imágenes del Cholo son elocuentes y por mas que lo negase en rueda de prensa se ve que lo dice y que acusa a Ramos, algo impropio de un defensor de los códigos de vestuario. Montar un escándalo en torno al capitán del Madrid es muy populista y se lo compran mayoritariamente los atléticos que no tienen en ninguna estima a Ramos, principalmente por el gol de la final de Lisboa.

Diego Pablo Simeone, pensativo durante un partido de esta temporada

Realmente parece que en esas cosas está mutando en Mou y en los corrillos se le empieza a llamar SiMOUne. La exhibición defensiva que pegó es para destacar, pero lo cierto es que ese tipo de juego es poco admirado por los aficionados, y algunos atléticos se lo reprocharon públicamente cuando cambió a un delantero para meter un medio centro defensivo en el minuto 69. Además el delantero que quitaba era João Félix, el fichaje más caro en la historia del Atlético, y lo sacaba del campo con el partido empate a cero como dando por bueno el punto. Muchos aficionados le silbaron este cambio (el segundo que le pitan en el Metropolitano, el primer fue Rodri, y en el Manzanares le silbaron una vez que quitó a Griezmann). El portugués era el único que creaba peligro y merecía más el cambio Diego Costa, cuya condición física es preocupante y puede ser el motivo por el que no rinde. Como dijo el Cholo, el portugués no tiene por contrato jugar los 90 minutos, pero tampoco tiene por contrato que le tengan que cambiar en todos los partidos.

Hay actitudes y actuaciones

de Simeone que recuerdan a Mourinho


Sacó a Vitolo tras el descanso porque el canario se lesionó y quitó después a Lodi porque el brasileño tampoco pudo seguir aquejado de una dolencia muscular. En el club hay preocupación con el aspecto condicional y esperan que no se repitan el medio centenar de lesiones que tuvo el equipo la temporada pasada. Se ha rejuvenecido la plantilla pensando que las lesiones les llegaban a los veteranos, pero el trabajo en el aspecto físico debe fallar en algo. Y cuando quitó a João Félix (el Menino de Ouro no se fue por lesión, pero le están protegiendo de las cargas de trabajo del Profe Ortega por miedo a que se rompa), el equipo continuó con su 1-4-4-2, pero con un perfil aún más defensivo si cabe. Oblak; Trippier, Savic, Giménez, Saúl; Koke, Llorente, Thomas; Correa y Costa. Cada cambio fue para mantener el empate y lo logró por su excelente manejo de la fase defensiva, algo muy loable en el fútbol pero que no gusta y no aprecia el aficionado, y por el paradón de Oblak a Benzema pasado el minuto 75. El meta esloveno volvió a ser decisivo porque en esa acción se llevaba el Madrid los tres puntos. Los cambios de Zidane fueron más ofensivos que los de SiMOUne. Mejor que una copia siempre es mejor tener al original.



Suscríbete a nuestro canal de YouTube

El Equipo de WEB Fútbol, está creando nuevos contenidos para ofrecerte muy pronto, todo lo mejor del fútbol, goles, análisis, conocimientos, experiencias, entretenimiento y mucho más...

¿Quieres acceder a todos los videos de WEB Fútbol?

CONTINUAR