LA CONDUCCIÓN

2.3 LA CONDUCCIÓN

2.3.1. Concepto

            Es la acción técnica que realiza el jugador al controlar y manejar el balón en su rodar por el terreno de juego.

 

Importante en su enseñanza es la progresión, es decir, de lo lento y sencillo pasar a lo rápido y superior. (Que conste que en la sencillez de las acciones se encuentra la virtud de las mismas.)

 

Se efectúa dicha acción técnica con todas las superficies de contacto del pié: Interior, exterior, empeine, puntera, talón, planta.

 

Dichas superficies de contacto se emplearán según las circunstancias del momento, como puede ser para la velocidad de ejecución el exterior e interior, para un estado embarrado del campo la puntera, etc.

 

La conducción puede ser:

  1. Individual, cuando se realiza en beneficio propio. (Entiéndase, inicio y finalizar la acción; por ejemplo, el contraataque.)
  2. De conjunto, que será aquélla que está encadenada con otras acciones técnicas donde intervienen los compañeros.

 

2.3.2. Bases para una buena Conducción:

 

  1. “ Acariciar” el balón. (Significativo de la precisión del golpeo y fuerza aplicada al balón en su rodar por el terreno.)

 

  1. La visión entre el espacio y balón. (Significativo de añadir al punto 1, la visión repartida entre balón, oponentes y compañeros.)

 

  1. La necesidad de su protección. (Encadenado con los puntos 1 y 2, nos indica el camino a seguir, para guardar y salvaguardar la pérdida del balón.)

 

2.3.3. Clasificación de la conducción según su grado de dificultad

 

Según la superficie de contacto (importante la fuerza y precisión de los golpeos):

– Con el interior, exterior y empeine, las más solicitadas

normalmente  para la búsqueda de la fuerza y precisión.

 

 

2.3.4. Superficies de contacto

 

–  Pies.

–  Muslo.

–  Con el talón, planta y puntera, solicitadas fundamentalmente como

de recurso.

 

Según la velocidad de ejecución (importante la rapidez del ejecutante):

 

–  Lenta ( con el interior)

–  Rápida ( con el exterior y empeine)

 

Modificaciones del ritmo:

 

–  Cambios de dirección (talón).

–  Temporizaciones o Alternancias (planta).

–  Terrenos mojados, embarrados (puntera o elevando el balón con el

empeine).

 

Según obstáculos (situación del adversario):

 

–  Simple (sin obstáculos).

–  Superior (con obstáculos).

 

Cuestiones a tener en cuenta en la Conducción.

 

  1. Superficies de contacto.
  2. Precisión y fuerza en los golpeos.
  3. Lentitud y rapidez de la misma.
  4. Rapidez del ejecutante.
  5. Temporizaciones o Alternancias.
  6. Cambios de ritmo.
  7. Cambios de dirección.
  8. Progresión.
  9. Visión periférica.
  10. Estado del terreno.
  11. Situación del adversario.

12………..Y siempre el talento futbolístico.

 

 

 

 

 

BENEFICIOS  DE  LA

CONDUCCIÓN

PERJUICIOS  DE  LA

CONDUCCIÓN

– Mantener la iniciativa del juego. – Cansancio físico – mental.
– Permitir el desmarque de los

compañeros.

  – Una excesiva conducción resta

velocidad al juego.

– Se progresa en el terreno de juego. – El balón siempre es más rápido.
– Para temporizar. – Exponerse a lesión.

 

Test de Conducción:

Aspectos fundamentales que buscamos:

 

  1. Técnica correcta de ejecución (principal).
  2. Tiempo empleado en el recorrido según la velocidad de ejecución aplicada.
  3. Superficies de contacto a utilizar.

…..y nos ayudaremos, además, de:

 

  1. Distancias o recorridos a determinar.
  2. Conducción simple o superior.
  3. Golpeos aplicados en el recorrido libre o fijos.
  4. Búsqueda de la habilidad requerida.

 

Cuantos más medios a nuestro alcance tengamos para conocer a nuestros jugadores, mejor, y uno de ellos es el test.

 

2.3.5. Ejercicios prácticos de aplicación:

 

–  En línea recta. Y en línea quebrada.

–  Interior de los dos pies.

–  Interior más exterior del mismo pie.

–  Exterior de los dos pies.

–  En línea curva, exterior o interior del pie.

 

Estas formas de evolución utilizadas a cadencias diversas, con alternancia de las superficies de contacto, multiplican las posibilidades del poseedor del balón.

 

 

2.3.6. La Cobertura

 

            Es la acción técnica de protección del balón por medio de la oposición corporal.

 

Ofrece dos variantes:

 

Según sea la acción: (puede realizarse)        – En carrera o dinámica.

– De parado o estática.

 

Según la protección: (puede ser)                 – De costado.

– De espaldas.

 

 

La cobertura, realizada en carrera o dinámica, es la acción técnica de la oposición corporal en busca de una mayor protección del balón ante la amenaza de un contrario, sin que la conducción sea alterada.

 

Para ello, el balón será conducido con la superficie exterior del pie más alejado de la posición del contrario, interponiendo la mayor parte posible del cuerpo entre ambos.

 

La cobertura realizada de parado o estática, admite las posibilidades de oponer nuestro cuerpo bien de espaldas o bien de costado, pero siempre procurando mantener distante el balón del oponente.

 

Tanto de una forma o de otra, el éxito dependerá de nuestra fuerza y habilidad.

 

Una de las dificultades y enemigo principal de la cobertura es que podemos recibir la carga, y esta, según esté colocada nuestra base de sustentación en el momento que se realiza, podrá peligrar más fácilmente la protección del balón y, en definitiva, seguir siendo dueños del balón.

 

Dejar un comentario