HABILIDAD Y DESTREZA

HABILIDAD Y DESTREZA:

 ¿Qué es la Habilidad en fútbol?

Habilidad es la capacidad de dominar el balón por el jugador por suelo o aire mediante más de dos contactos; por lo tanto, es toda acción en posición estática o dinámica que permite tener el balón en poder del jugador con el fin de superar a uno o varios adversarios y facilitar la acción y desplazamiento de los compañeros.

Todas las acciones básicas dentro del juego deben efectuarse con habilidad; por lo tanto, el entrenamiento especifico de la habilidad debe procurar abarcar:

–  La mayor parte posible, las facetas técnicas.

–  Buscando en estas sesiones la mayor dificultad.

–  Asemejando posibles fases del juego que tengan que solucionarse con habilidad.

En la habilidad pueden utilizarse todas las partes del cuerpo menos las extremidades superiores, excepto el portero.

CLASES de Habilidad:

A.- Estática: jugador y balón en el sitio.

B.- Dinámica: jugador y balón en movimiento.

C.- Semiestática: es la compuesta de las dos, 1º Estática y después Dinámica.

Cualidades que debe reunir un jugador hábil

  1. Gran dominio del balón.
  2. Gran dominio de su cuerpo.
  3. Rapidez física en movimientos cortos.
  4. Claridad de ideas para su ejecución.
  5. Sangre fría en su realización.
  6. Variedad múltiple en las acciones.

Aprendizaje y mejora

  •  Estática: Sin desplazamiento del jugador sobre el terreno de juego.
  • Semiestática: Con desplazamiento corto.
  • Dinámica: Con desplazamiento por el terreno de juego.

Posición de partida del cuerpo:

  • De pie.
  • Sentado.
  • De rodillas.
  • Tendido, etc.
  • Posición final.
  • Posiciones intermedias (en su caso).

Factores de progresión:

  1. – Posición de partida. Y  Superficie de contacto.
  2. – Toques por alto o/y por bajo, a la altura máxima o/y mínima.
  3. – Combinaciones varias de piernas con diversas superficies de contacto y posiciones de partida.
  4. – Alternancias obligadas.
  5. – Obstáculos estáticos o/y en movimiento (con oposición moderada).

Como esta acción es netamente individual, también su entrenamiento tiene un carácter individual.

Formas de entrenamiento para mejora de la habilidad:

 Se buscarán movimientos con oposición:

  • Estática.
  • Dinámica.
  • Y por último con oposición activa, por parte de un compañero de trabajo.

 

Algunos ejercicios:

 Todo tipo de elevaciones de balón:

  • No perdiendo nunca el contacto ni su dominio.
  • Teniéndolo siempre a disposición de jugarle con cualquier parte del cuerpo.

Contacto y traslado del balón en corto “con el balón pegado” a los pies, cabeza, muslo, etc.

Contacto con todas las partes del cuerpo buscando salvar oposiciones pasivas y dinámicas.

Se comienza con acciones simples y se va progresando al buscar una mayor variedad para luego incorporar obstáculos estáticos y dinámicos, debiendo conseguir un gran dominio del:

  • Balón.
  • Propio cuerpo.
  • Espacio.

Para un entrenamiento adecuado debemos tener en cuenta la recepción del balón y su posterior dominio; en ambas acciones las extremidades inferiores son un factor fundamental.

Se debe pensar como fundamental el destino fijo del balón en la acción posterior de la habilidad:

  • Envío a compañero.
  • O a un punto determinado.

 

El entrenamiento se realizara después de tener el balón bien controlado.

  • Con elevaciones de balón.
  • Con todas las partes del cuerpo.
  • Finalizando la acción con un pase final o un remate.
  • En corto espacio de terreno.
  • Se debe de invertir mucho tiempo para la mejora.
  • Realizar muchas repeticiones.
  • Ser perseverante en su realización.

Dejar un comentario