La Técnica Individual del Portero

TÉCNICA DE PORTERO

5.1. Concepto:

Es un puesto específico dentro del equipo y puede utilizar todas las partes del cuerpo, si bien sólo puede hacer uso de las manos dentro de su propia área.

 

5.1.1. La Técnica Individual:

  1. Paradas blocajes:

Blocar un balón es sujetar éste con las manos.

Se puede realizar:

–  Por el suelo.

–  A media altura.

–  Por encima de la cabeza.

–  A ambos lados del portero.

 

Es aconsejable proteges siempre el balón con el cuerpo. En los balones por alto es obligatorio juntar los dedos pulgares por detrás del balón y que los antebrazos en la recogida estén paralelos.

 

  1. Desviaciones:

Es el hecho de cambiar la trayectoria del balón, normalmente en casos extremos. Generalmente se hacen con las manos y los pies, y en casos extremos con cualquier parte del cuerpo.

–  Se puede realizar:

  • – En posición de parado, en salto o en estirada.
  • – Por ambos lados de la portería.
  • – Por encima del travesaño.

 

  1. Despejes:

Es el hecho de golpear el balón para alejarlo de la portería.

Generalmente se usan los puños (uno o ambos) y los pies. En situaciones comprometidas.

Se puede utilizar:

  • – El muslo, y los antebrazos o los pies.
  • – La cabeza cuando se produce fuera del área.

 

  1. Prolongaciones:

Son aquellas acciones que realiza el portero en beneficio propio y siempre y cuando el balón no cambie de trayectoria, aunque lo puede hacer de altura.

 

 

  1. Rechaces:

 

Ante la imposibilidad del portero a efectuar un blocaje se ve obligado a rechazar el balón con cualquier parte del cuerpo impidiendo así el objetivo eficaz del adversario.

 

  1. Golpeos y saques.

 

En principio, su lanzamiento debe de ser una iniciación de ataque.

 

Generalmente se tiene más precisión con las manos que con los pies.

 

Dinamismo en todos los lanzamientos.

 

Engaño con la vista y situación del cuerpo.

 

La mano que tiene el balón debe de ir de atrás hacia delante y por encima de la cabeza para balones altos y por debajo de la rodilla y cerca del suelo para balones rasos.

 

Procurar que el balón le llegue a los miembros inferiores.

 

Puede ser:

 

-A balón  parado o en movimiento.

 

Superficies de contacto:

 

– Todas las que permite el reglamento y las circunstancias del juego.

 

El portero, asimismo puede realizar:

 

– Fintas, para evitar cargas, cambiar de dirección,  facilitar el saque.

 

– Regates, aunque nunca son aconsejables, solo como recurso.

 

– Conducciones, sin alejar el balón del pie dentro del área o fuera.

 

– Apoyos, ofrecer solución a los compañeros.

 

 

Dejar un comentario