EL REGATE

EL REGATE

 Concepto

Es la acción técnica que nos permite avanzar con el balón, conservándolo y desbordando al adversario para que no intervenga en el juego.

Por lo tanto, solo hay una manera de regatear: Aquella por medio de la cual se desborda al adversario.

Es una acción llena de habilidad e imaginación.

 

Clases de Regate

  • SIMPLE: Será aquélla que se desborda al adversario sin acción previa.
  • COMPUESTO: Se hace uso de la finta para, posteriormente, desbordar al adversario.

Cualidades del Regateador:

– Perfecto dominio de los apoyos en el suelo.

– Dominio del cuerpo.

– Dominio completo del balón, a pesar de la oposición.

– Habilidad, destreza e imaginación.

– Un buen cambio de ritmo en la progresión, para desplazar el balón fuera del alcance del adversario y engañarlo.

 

Ventajas que se pretenden con el Regate:

 – Permitir el desmarque y penetración de los compañeros.

– Desequilibrar al adversario y dejarle fuera de la jugada.

– Colocarnos en situación de segunda acción.

– Ganar tiempo.

– Ser dueños del juego

– Improvisar acciones.

regate
JUSTIFICACIÓN DEL REGATE NO JUSTIFICACIÓN DEL REGATE
 – En área contraria para conseguir

ángulo de tiro.

– Cuando el pase es posible.
 – Cuando se encuentra aislado él

poseedor.

  – En el área propia, rodeado de

adversarios.

 – Para clarificar una acción posterior. – Cuando existe claro ángulo de tiro.

2.6.5. Algunos principios básicos del “dribbling”

 Conviene evitar el “dribbling” cuando un pase es posible. El balón va más rápido que el jugador más rápido.

El regateador deberá sorprender a su adversario, llevando él balón por el lado opuesto al previsto para el pase.

El jugador que lleva el balón no tiene ninguna posibilidad de realizar un pase, por lo que el regate le permite conservar el balón hasta que sus compañeros se hayan desmarcado.

En las cercanías del área de penalty, el jugador lleva el balón puede intentar un regate para eludir al último adversario que le impide tirar o centrar.

En el medio campo, el receptor del balón elude a su oponente para poder continuar la acción constructiva con un compañero.

En le caso en que un compañero se encuentre en posición fuera de juego, el portador del balón no debe hacerle el pase. Por lo tanto, deberá “driblear” para darle tiempo para que deje esta posición.

 

En los últimos minutos del partido, y en el caso de un resultado positivo, los jugadores pueden utilizar el regate para conservar esta ventaja.

 

Dejar un comentario