Cuando Ganes… habla poco, Cuando Pierdas… aún menos.

 

 

 

Dejar un comentario